Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/n10red.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

En la red


Ofrecemos en este boletín dos direcciones que podríamos incluir dentro de los movimientos de "resistencia", frente las tendencias que pretenden una sociedad y una economía cada vez más homogénea.

Por un lado, la campaña NOTscape, que se opone al uso que hacen del lenguaje HTML las nuevas versiones de los navegadores Netscape e Internet Explorer, utilizando extensiones incompatibles para otros navegadores, y creando así parcelas inaccesibles en la red para ciertos usuarios.

Por otro, el trueque se ha convertido en una forma real de economía alternativa. Actualmente hay bastantes experiencias en marcha en las que se realizan intercambios de conocimientos y servicios de una forma cooperativa, sin que se produzca un beneficio económico. En la página de la Red Global de Trueque se puede encontrar toda la información necesaria sobre sus planteamientos y sus proyectos en distintos países.




NOTscape


Los sitios NOTscape son páginas web que, por decisión consciente de su autor, no contienen ninguna de las extensiones HTML que son usadas por el ampliamente conocido navegador Netscape. La campaña NOTscape soporta el único lenguaje oficial del web --HTML 4.0. Este es el estándar definitivo como fue diseñado por el cuerpo de gobierno del web, el World Wide Web Consortium.

http://atenea.cinstrum.unam.mx:8001/computo/notscape.html




El intercambio como moneda de pago


Lola Soria

Volver a utilizar el trueque como sistema de pago en el intercambio de mercancías, puede parecer una utopía en el mundo en que estamos sumergidos, pero de alguna forma es verdad.

Dado el tipo de vida que la sociedad - en ocasiones - nos impone, difícilmente podríamos conseguir muchos elementos que de una manera u otra, forman parte ya de nuestras necesidades básicas. Pero no es menos cierto que el trueque puede ser perfectamente factible, aplicarlo en el caso de los conocimientos o de los servicios.

No creo yo que el mundo financiero estuviese dispuesto a perder beneficios, ni siquiera a compartirlos. Nuestra sociedad está basada - a mayor o menor escala - en el sistema capitalista, cuyo pilar más importante es el económico. Todo gira en torno al dinero; la política, la educación, etc.

Puede parecer imposible escaparse a esa tela de araña - suponiendo que este sea nuestro deseo - pero hay formas de participar en otro "mundo económico" en el que el dinero no tiene ningún valor. Naturalmente son actuaciones a muy pequeña escala y con una incidencia social mínima, pero personalmente puede resultar muy gratificante e instructivo. ¿Cómo hacerlo?

Hace tiempo que existen asociaciones de intercambio de conocimientos y de servicios. En ellas no se pagan cuotas. No se utiliza la peseta, ni el dólar, ni siquiera el euro. Las personas que las integran ofrecen el conocimiento que poseen sobre alguna materia; como contrapartida, reciben clases acerca de lo que desconocen. No es necesario ser un erudito - si se es Físico Nuclear y se quiere compartir tampoco se existe ninguna traba para hacerlo - basta con estar dispuesto y disponer de tiempo, para dar a cambio de recibir.

En algunas zonas de España, dónde funcionan este tipo de organizaciones, muchas personas han podido aprender desde preparar las mejores croquetas, hasta dominar el inglés, jugar al ajedrez, bailar sevillanas, medicina natural, botánica, informática, preparar cócteles y un sinfín de materias de toda índole.

Otras iniciativas ofrecen intercambio de servicios. Estos van desde cuidar niños, hasta hacer un jardín, pasando por dar masajes, peinados, manicuras, pequeños arreglos domésticos, etc. Alguien puede plantearse que practicar este tipo de cambalaches (http://www.cdrtcampos.es/pijtc/cambala.htm), puede ir en detrimento de profesionales que se ganan la vida con estos oficios. A mi me parece una actividad perfectamente lícita - no de legalidad sino de ética - cuando no existe de por medio un beneficio económico por parte de nadie.

La solidaridad y la cooperación que tantas veces vemos y ejercemos en países lejanos - algunos de los cuales podemos llegar a tener dificultad para ubicarlos en el mapa - es más fácil llevarla a la práctica de lo que nos pensamos; y hasta es posible que de una forma más sana. Con este tipo de acciones no nos limitamos a tranquilizar nuestras conciencias, sino que recibimos un beneficio personal con ello.

Estando como estamos, acostumbrados a recibir una compensación económica por nuestro trabajo, o a no recibir nada cuando este es voluntario, puede que el trueque, cambalache o intercambio sea el término medio más justo. Por lo menos ofrece una oportunidad distinta a muchas personas, que estando necesitadas y no aceptando la caridad, ofrecen sus propios conocimientos como pago de lo recibido.

Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/n10red.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio