Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/ajnic.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

La cooperación internacional derivada de Hábitat II: El Foro Iberoamericano y del Caribe sobre Mejores Prácticas


José Luis Nicolás Rodrigo
Dirección General de la Vivienda, la Arquitectura y el Urbanismo del Ministerio de Fomento de España.

Madrid (España), julio 1999



Introducción


La última década del siglo que está a punto de concluir ha venido caracterizada, entre otras muchas cosas, por supuesto, por una frenética actividad de la Comunidad Internacional que se ha plasmado en numerosas conferencias mundiales auspiciadas por las Naciones Unidas.

A modo de brevísimo sumario tenemos:


En esta especie de "balance de fin de siglo", es como si la Comunidad Internacional hubiese decidido mirarse al espejo sin que, al parecer, le haya gustado lo que ha visto, como si del atormentado personaje de Oscar Wilde se tratase.
Prácticamente todos los grandes temas que de una forma u otra afectan a la humanidad, han sido revisados por los países que constituyen el sistema de las Naciones Unidas:




La Conferencia Hábitat II


No es extraño, aunque si pueda ser casual, que la última de las grandes conferencias citadas se refiera a la ciudad. Quizás por que es en la ciudad donde, a modo de crisol, se manifiestan todos estos problemas de forma más aguda e interrelacionada, aunque también se den las mejores oportunidades para superar todas estas cuestiones. En palabras de las Naciones Unidas:

"A lo largo de la historia, la urbanización ha estado asociada al progreso económico y social, al fomento de la alfabetización y la educación, la mejora de la situación sanitaria general, un mayor acceso a los servicios sociales y la participación en la vida cultural, política y religiosa. Las ciudades y los pueblos han sido motores de crecimiento y focos de civilización, y han favorecido la evolución del saber, la cultura y la tradición, así como de la industria y el comercio" [Naciones Unidas , 1997].
        
Es en esta Conferencia, también conocida como la Cumbre de las Ciudades, donde vamos a detenernos ya que en ella se encuentra el origen de la iniciativa objeto de este artículo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 47. reunión, celebrada el 22 de diciembre de 1992, aprobó la resolución 47/180, por la que se acordaba convocar la Segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos (Hábitat II) que finalmente se celebró en Estambul (Turquía) durante los días 3 al 14 de junio de 1996.

Los dos temas básicos de la Conferencia que se proponían para su discusión, hacen referencia a dos de los fenómenos más característicos de las sociedades de nuestra época:

Vivienda digna para todos
En un mundo en el que más de 1.000 millones de personas no viven en condiciones dignas, más que nunca en la historia de la humanidad, y no sólo en los países en desarrollo. En EE.UU se calcula que más de tres millones de personas carecen de vivienda; sólo en Nueva York se calcula este grupo entre 600.000 y 800.000. En la Unión Europea, alrededor de 18 millones de personas carecían de vivienda o vivían en infravivienda a principios de los noventa. Otros 15 millones vivían en casas de muy baja calidad o con problemas de hacinamiento (con más de dos personas por habitación). [UNCHS Habitat , 1996].

Asentamientos Humanos sostenibles en un mundo en creciente urbanización
En una sociedad en la que el referente territorial de la mayor parte de la humanidad va a ser, de hecho ya lo es, la ciudad. En las últimas dos décadas la población mundial ha pasado de 4.500 millones a 5.700 millones de personas, lo que supone una tasa de crecimiento acumulativa del 1,01 anual. así mismo, más del 50% del total de población vivirá en ciudades para este próximo final de siglo. El crecimiento de las megalópolis (ciudades de más de 10 millones de habitantes) ha sido espectacular en los últimos años. En 1950 tan sólo había una ciudad (Nueva York) que sobrepasaba este límite. Cuarenta años después, 12 ciudades habían sobrepasado este umbral, de las cuales, tan sólo cuatro (Tokio, Nueva York, Los Angeles y Osaka), pertenecían al mundo desarrollado, mientras que el resto se localizaban en países en desarrollo. Para el 2015 esta previsto la configuración de 30 megalópolis, a las que tan sólo se añade a las ya citadas una del mundo desarrollado (París) [Naciones Unidas , 1993].

Esta enorme concentración urbana sin precedentes en la historia de la humanidad se manifiesta en la aparición de fenómenos o efectos "perversos" que contradicen la visión positiva de la ciudad que citaba más arriba: contaminación del medio ambiente urbano; falta de oportunidades para amplias capas de la población; incremento de los asentamientos espontáneos ante la falta de respuesta para las fuertes corrientes migratorias campo - ciudad; deterioro progresivo del patrimonio edificado en los Centros Históricos de nuestras ciudades; dualización social y pobreza; aumento de la inseguridad ciudadana y de los índices de criminalidad; aparición de barrios y de amplias zonas de la ciudad donde se concentran las grandes bolsas de población marginada y vulnerable, proliferación de asentamientos espontáneos de chabolas, etc.

Pues bien, hasta aquí tenemos una Conferencia Internacional más, con grandes retos y grandes temas a tratar. Sin embargo, algunas características la hacen sensiblemente distinta de otras Conferencias Internacionales.

En primer lugar, esta Conferencia instaura un procedimiento reglado para la participación de la sociedad civil en los debates y en las conclusiones. Es la primera vez que en una Conferencia Internacional se invita a los representantes de la sociedad a participar activamente y a proponer soluciones a los problemas planteados. Las ONGs, los profesionales, las organizaciones de mujeres, las autoridades locales, los Sindicatos, los Parlamentarios, etc. debaten y proponen al Secretariado sus visiones particulares de los problemas planteados y sus propuestas de solución.

En segundo lugar, se diseñan una serie de herramientas para el seguimiento y aplicación del Programa Hábitat, resultado final de la Conferencia: El Programa de Indicadores Urbanos y el programa de Mejores Prácticas, constituyendo ambos el Observatorio Global Urbano [1].

En otros artículos de este boletín se trata de forma específica el programa de buenas prácticas y su aplicación en nuestro país, por lo que no voy a referirme a él en estas líneas. Simplemente apuntar que en su diseño y concepción se encuentran las bases para la iniciativa de cooperación internacional que me corresponde comentar.



El Foro Iberoamericano y del Caribe sobre Mejores Prácticas


En el Programa Hábitat podemos leer:

"Las asociaciones entre países y, dentro de éstos, entre todos los agentes pertenecientes a organizaciones públicas, privadas, voluntarias y comunitarias, el sector de las cooperativas, las organizaciones no gubernamentales y los particulares, son indispensables para alcanzar el objetivo del desarrollo sostenible de los asentamientos humanos y para proporcionar una vivienda adecuada y servicios básicos a todos" [Naciones Unidas , 1997 Op. cit. p.23].

Con este espíritu nace el Foro, en los momentos previos a la celebración de la Conferencia



Antecedentes


El origen de este evento se encuentra en el tercer Comité Preparatorio para la II Conferencia de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (HABITAT II), que tuvo lugar en Nueva York durante los días 5 al 16 de febrero de 1996.

En este acto, el entonces representante del Gobierno español, hizo el ofrecimiento de apoyar dos iniciativas directamente relacionadas con el programa de Buenas Prácticas.



Para el cumplimiento de ambos objetivos se firmó un memorando de entendimiento entre el Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, la Agencia Española de Cooperación Internacional y el entonces Ministerio de Obras Públicas Transportes y Medio Ambiente (hoy Ministerio de Fomento), en abril de 1996.

En cuanto al primero de ellos, en abril de 1997 se puso en marcha el servidor WEB habitat.aq.upm.es, en el que se publica entre otros, este artículo, con unos resultados realmente espectaculares, manifestándose como una magnifica herramienta para la transferencia de conocimientos y la difusión de experiencias.

Por lo que respecta al segundo, los días 19 y 20 de mayo de 1997 se constituyó el "Foro Iberoamericano y del Caribe sobre Mejores Prácticas. Asentamientos Humanos para un futuro más sostenible", en la ciudad de Río de Janeiro (Brasil).



Filosofía y objetivos del Foro


A pesar del indudable éxito de la iniciativa "Mejores Prácticas", que se plasmó en la mayor exposición que sobre un tema monográfico ha realizado Naciones Unidas en su historia, y que ha tenido su continuación en el Programa BLP (Best Practices and Local Leadership Program), cuya manifestación más conocida son los Premios Internacionales de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), de carácter bianual y que tendrá la próxima edición en el año 2000, la propia concepción del programa: amplia difusión de la convocatoria; remisión de casos por agencias y organizaciones implicadas en las actuaciones; estructura de ficha de recogida de datos; ingente cantidad de información, etc., plantean dos problemas básicos que se encuentran en la raíz de la iniciativa del Foro.

Por un lado, al tratarse de un programa mundial, afecta tanto a países desarrollados, con grandes recursos humanos, tecnológicos y económicos, como a países en desarrollo en los que estos recursos no están tan presentes. Incluso dentro de cada región, podemos encontrar países con un grado de desarrollo muy diferente y con sensibilidades políticas distintas. Esto hace que la difusión del programa no llegue de igual manera a todos, ni que a todos les resulte igual de fácil cumplir los requisitos establecidos por la Comunidad Internacional para participar en el programa. Resultado: el nivel de participación en el envío de casos adolece de graves desequilibrios que no indican, ni mucho menos, que en un país determinado no se estén llevando a cabo actuaciones o intervenciones en la ciudad con objetivos de sostenibilidad o de resolución de problemas. Esto se hace especialmente patente en el subcontinente Latinoamericano.

Por otro lado, la rígida estructura de ficha de recogida de datos, y del software diseñado y facilitado por Naciones Unidas resulta insuficiente a todas luces para poder entender una actuación en todas sus dimensiones, en todos sus detalles y en todos aquellos aspectos que puedan resultar interesantes para un trabajo de investigación, condicionando gravemente los procesos de transferencia, fin último del programa de Mejores Prácticas. A lo más que se puede llegar es a un conocimiento superficial de lo que se ha hecho en una determinada ciudad o barrio. Estas dificultades se ven agravadas por el hecho de que en muchas ocasiones, las actuaciones se refieren a zonas del planeta poco conocidas, de forma que resulta muy difícil verificar si lo que estamos leyendo es realmente una "Buena Práctica". La imposición por parte del Programa de presentar las prácticas en inglés, añade una nueva dificultad al proceso, ya que en muchas ocasiones, las traducciones son de muy baja calidad, dificultando su comprensión, incluso para traductores expertos. Se trata, por tanto, de "saber contar una historia", aspecto este más difícil de lo que parece, y de saber traducirla fielmente si está escrita originalmente en un idioma distinto al inglés.

Estas dificultades reclaman un mecanismo que: difunda ampliamente la convocatoria, identifique y anime la presentación de casos, asista técnicamente a los presentadores de casos (cumplimentación de la ficha electrónica, manejo del software, traducción, en su caso, de la experiencia por parte de traductores expertos), verifique y valide la experiencia, recopile y seleccione la documentación complementaria que se aporte y que, en definitiva, actúe como interlocutor entre el BLP y los promotores de la experiencia. Así mismo, debe favorecer las transferencias de conocimientos y experiencias y el análisis en profundidad de las mismas al fin de extraer toda la riqueza que puedan contener y que siempre va mucho más allá de lo que se refleja en la ficha de recogida de datos.     

Con estas premisas, el Foro se concibe en su objetivo más general, como un proceso continuo y un lugar de encuentro en el que los distintos agentes sociales, instituciones públicas y privadas a todos los niveles puedan debatir y beneficiarse de las experiencias de los demás, intercambiando conocimientos, metodologías, etc. y promoviendo métodos de trabajo colectivo para la mejora de la difusión de información adecuada para trabajar en red entre entidades y personas interesadas en la implantación del Programa Hábitat.

A este objetivo general se suman los siguientes objetivos específicos:


Para el cumplimiento de estos objetivos se propone la realización de una serie de actividades:

  1. Presentación de casos de interés, para que aporten la información más adecuada y efectiva. Se propone que el Foro sea impulsor de programas de trabajo sobre casos prácticos, incluyendo a expertos, usuarios y los promotores de los casos.

  2. Facilitar el cara a cara entre usuarios con problemas y responsables de actuaciones, para promover el conocimiento de las experiencias en profundidad, intercambio de opiniones y elaboración de conclusiones, orientadas a la potenciación de la transferencia de experiencias y la aplicación en distintas comunidades y ciudades. Para ello se procurará que participen en el Foro distintos tipos de entidades que faciliten este tipo de debate e intercambio.

  3. Interconexión de redes de entidades interesadas, tanto las redes ya existentes como las nuevas interrelaciones y formas de comunicación que puedan potenciarse desde el trabajo que se realice conjuntamente en el Foro. Para ello, la colaboración del BLP resulta determinante dada su red de centros regionales y temáticos que cuentan con sistemas avanzados de comunicación y manejo de información.

  4. Difusión de los trabajos que se produzcan en el Foro a través de todo tipo de soporte (fotocopias, publicaciones, disquetes, CD, Internet, etc.) para llegar a los interesados potenciales, desde las OBCs y ONGs, al sector privado y los distintos niveles de Gobierno (municipal, regional y nacional).



Actividades a desarrollar


Realización de Talleres y Seminarios enfocados hacia áreas temáticas específicas extraídas de la propia región con resultados fehacientes que promuevan políticas en favor del desarrollo sostenible.

Estos Talleres y Seminarios estarán destinados a profundizar en el análisis de las experiencias ya catalogadas y a promover la transferencia de métodos y lecciones aprendidas en las mismas.

Así mismo, estos Talleres sirven igualmente para sensibilizar a los participantes, incluyendo responsables a todos los niveles, en torno a las directrices y procedimientos del BLP y estimular la movilización de recursos que signifiquen la adopción de nuevas iniciativas basadas en necesidades críticas de áreas específicas.
    


Los participantes en el Foro deberan identificar eventos programados y potencialmente vinculados a las actividades del Foro y al programa Hábitat.

Para la difusión de sus actividades, el Foro se apoyará en los medios de comunicación de masas, según criterios a adoptar entre los componentes del mismo.



Organización


Para coordinar la administración de recursos y el programa de actividades de el Foro, se constituyó un Secretariado ad Interim, formado por

En la actualidad, las múltiples actividades en las que se ve envuelto el IBAM han motivado su salida del Secretariado ad Interim, por lo que este órgano de coordinación y dirección está en proceso de remodelación.

Para posibilitar el trabajo del Foro, se procedió a la constitución de una estructura básica nucleada en torno a una serie de nodos subregionales, al frente de cada cual se situa una organización con implantación en la zona y con capacidad para trabajar en red, quienes asisten al Secretariado ad Interim en la toma de decisiones. Estos nodos están orientados a promover actividades concretas sobre temas específicos en su área de influencia, efectuan el seguimiento (monitorización) de experiencias, así como la realización de seminarios o talleres, destinados a la comunicación y difusión, al análisis de casos y la propuesta de transferencias de experiencias, y, en general, coordinan las actividades de Foro en estrecha colaboración con el Secretariado.

Esta estructura básica se completará con la constitución de Puntos Focales Nacionales (PFN), de los que hablaremos más adelante.



Regionalización


En un principio, se llegó a la siguiente regionalización para la constitución de los nodos subregionales:

México, América Central y Caribe Hispano
Organización responsable: CENVI (Centro de la Vivienda y Estudios Urbanos. México)

Países:
México
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Nicaragua
Panamá
Puerto Rico
Santo Domingo
Cuba
Honduras

Caribe no Hispano
Organización responsable: UWI (University of West Indies) (Trinidad y Tobago)

Países:
Trinidad y Tobago
Jamaica
Antigua
Aruba
Dominica
Belice
Barbados
Saint Vincent and The Grenadines
Haiti
Grenada
Saint Lucia

Grupo Andino
Organización responsable: Fundación Hábitat - Colombia

Países:
Colombia
Perú
Ecuador
Venezuela
Bolivia

Cono Sur
Organización responsable: El Ágora

Países:
Argentina
Chile
Uruguay
Paraguay

Brasil
Organización responsable: IBAM (Instituto Brasileño de Administración Municipal)

Países:
Brasil

Tras más de un año de experiencia en el funcionamiento de esta estructura, y a la vista de las dificultades del nodo de México, América Central y Caribe Hispano, derivadas de su amplitud geográfica, se decidió subdividir este nodo de forma que su composición actual es:

México y Caribe Hispano
Organización responsable: CENVI (Centro de la Vivienda y Estudios Urbanos)

América Central
Organización responsable: Programa CERCA
México
Puerto Rico
Santo Domingo
Cuba
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Nicaragua
Panamá
Honduras



Consolidación


Una vez constituida la estructura descrita más arriba, se llevaron a cabo cinco reuniones subregionales entre los meses de septiembre a noviembre de 1997 al fin de consolidar a nivel subregional la estructura diseñada en Río.

En estas reuniones se perseguían tres objetivos:

Estos objetivos fueron ampliamente cubiertos al participar en las reuniones más de 200 organizaciones.

En la ciudad de Cali (Colombia) se celebró en noviembre de 1997 una reunión final de evaluación entre el Secretariado y los nodos y se diseñó el programa de actividades para 1998.



Principales resultados


A pesar de las dicultades de las que hablaremos más adelante, los resultados del Foro han sido altamente satisfactorios y se plasman en tres actividades fundamentales:

1. Reunión de Florianópolis (Brasil)

Con motivo de la celebración de la conferencia "Hábitat Brasil 1998", la municipalidad de Florianópolis, situada en el Estado de Santa Catarina, al sur de Brasil, invitó al Foro Iberoamericano y del Caribe sobre Mejores Prácticas a celebrar una reunión subregional (Nodo de Brasil y Nodo Cono Sur), en paralelo a las actividades de Hábitat-Brasil.
Esta reunión se celebró en septiembre de 1998 y contó con representantes de todos los sectores de la sociedad de la región y tenía como principal objetivo intercambiar soluciones prácticas y experiencias para el desarrollo de ciudades sostenibles.
En esta reunión se dieron a conocer las mejores prácticas de la región que fueron finalistas (entre las cuarenta mejores a nivel mundial) en el proceso de los Premios Internacionales Dubai 1998 [2]:

"Doctores de la Alegría". Sao Paulo (Brasil).
"Generación de Ingresos, Dignidad y Ciudadanía". Río de Janeiro (Brasil).
"El proyecto Cabocla". Riberao Claro (Brasil).
"El proyecto de interiorización de la Fundación Carlos Gomes" Belen (Brasil).
"Acción ciudadana para la Justicia y la Democracia". Santiago de Chile.

y se trataron tres temas de interés a los que se enfrentan las ciudades hoy día:

La presentación de las mejores prácticas de la región resultó muy interesante ya que se conocieron detalles de las mismas que no figuran en las fichas respectivas y los posteriores debates ayudaron a poner de relieve todo su potencial. Por otra parte, se mostró un ejemplo de transferencia basado en la práctica chilena que se describe a continuación en los mismos términos en que fue presentada:

Ejemplo de una transferencia entre dos Mejores Prácticas de ALC:


Una vez que se le notificó a FORJA, institución que apoya al proyecto de "Acción ciudadana para la justicia y la democracia", su inclusión en la Base de Datos de Mejores Prácticas, ésta inició los contactos con "Ciudad sostenible de Tomé, Chile" del Centro de Educación y Tecnología (CET) otra nueva Mejor Práctica identificada. FORJA concluyó que la transferencia de información y una nueva relación de trabajo formal podría beneficiar a ambos proyectos.

Esta relación ha dado origen a un proyecto nuevo donde están involucradas ambas instituciones. Este proyecto se ha denominado la "Transición de un modelo de ciudad sostenible en la VIII región de Chile- Bío Bío". El proyecto hace uso del conocimiento-experiencia y las capacidades de ambas instituciones. El objetivo general del proyecto es sensibilizar y fomentar la participación del gobierno nacional en la formulación de una legislación dirigida a la mejora del entorno humano. El proyecto evalúa a diez municipios de la región y destaca los siguientes objetivos:



Estas instituciones esperan recibir del gobierno regional los recursos financieros para complementar el proyecto en 1999. El Foro impulsará y coordinará el desarrollo de la transferencia entre las dos instituciones, las cuales no sólo ya han comenzado a colaborar con otros proyectos existentes sino a trabajar juntas para iniciar un nuevo proyecto a través de la combinación de recursos y experiencia.

Las sesiones temáticas que fueron presentadas durante la reunión, en torno a los tres temas señalados más arriba, cumplieron una doble función:

Por un lado, tuvimos oportunidad de conocer de forma directa, lo que se estaba haciendo en distintos países en los temas de referencia, a través de experiencias específicas y por medio de los responsables políticos y técnicos directamente implicados en su concepción y desarrollo. El programa de estas reuniones temáticas se desarrolló como se indica en el cuadro siguiente:



Programa de las sesiones temáticas


Planes Urbanos Estratégicos

Conferencia-Marco, Jorge Wilheim, Consultor Internacional

Estudios de Caso:


Gestión Financiera Municipal

Conferencias-Marco:
Gabriel Aghon, CEPAL, Programa de la Descentralización Fiscal
Allan Rosenbaum, Instituto para la Gestión Pública, Florida International University, EE.UU.

Estudios de Caso


Privatización de los Servicios Públicos

Conferenca-Marco:
Terence R. Lee, CEPAL, División de Medio Ambiente y Desarrollo

Estudios de Caso


Por otro lado, las aportaciones de los expertos no sólo brindó una significativa contribución al éxito de la reunión sino que ayudó a fomentar la transferencia y a construir nuevos lazos entre las instituciones, además de facilitar la compresión del concepto de transferencia.

La inclusión de autoridades relevantes y la heterogeneidad de los participantes condujeron a la incorporación en el Foro de muchos actores y sectores nuevos de la sociedad tales como el gobierno central y el sector privado, y permitió aumentar su credibilidad.

2. Identificación de Buenas Prácticas para el II Premio Internacional de Dubai

A pesar de las dificultades por las que atravesó el Foro, y a las que nos referiremos más adelante, los nodos y el Secretariado tuvieron un comportamiento ejemplar en la identificación, monitorización y validación de experiencias, logrando que la región latinoaméricana tuviera una importante presencia en el conjunto de casos presentados al certamen internacional.

A modo de resumen, en el siguiente cuadro se refleja la actividad de los nodos en este aspecto de colaboración con el programa BLP.

Prácticas identificadas por Nodo Subregional

Subregión Institución N. de prácticas
Grupo Andino Fundación Hábitat-Colombia 17
Brasil IBAM 25
América Central CERCA 11
Cono Sur El Ágora 15
México/Caribe Español CENVI 1
Caribe No-español UWI 5

Los resultados han sido muy satisfactorios al haberse obtenido dos premios de los diez otorgados:

"Núcleos de vida ciudadana de Medellín (Colombia)"

"UCISV-VER. Programa de viviendas para las áreas periféricas de Xalapa, Veracruz. México"

Además, 14 prácticas fueron consideradas como ?BEST?, de las que cinco entraron en las cuarenta finalistas.

3. Extensión de la estructura del Foro y participación en otros eventos

En octubre de 1998 se celebró en la ciudad de Bogotá, una reunión de evaluación de actividades, coincidiendo con la celebración de la Primera Feria Internacional de Ciudades en la capital colombiana.

Entre las conclusiones más importantes de esta reunión esta la definición del perfil de lo que denominamos Punto focal Nacional (PFN), como elemento de extensión a nivel nacional de la estructura del Foro diseñada en Río de Janeiro en 1997.

Las características fundamentales que se establecieron para la identificación de los PFN se recogen en las conclusiones de la reunión:

Perfil de los Puntos Focales


Funciones del Punto Focal Nacional

Difundir y contribuir a :


Por su parte el Foro debería:

En cuanto a la participación en otros eventos, el Foro ha sido presentado a la MINURVI (Ministros de Vivienda y Urbanismo de Latinoamérica) en su reunión preparatoria celebrada en San José de Costa Rica en el mes de abril del presente año.

Así mismo, esta prevista su participación en la VII MINURVI, a celebrar en La Habana (Cuba) el próximo mes de Octubre.

Es muy importante para el desarrollo de actividades del Foro, participar en un evento que reúne a las instancias políticas más altas del subcontinente en materia de Asentamientos Humanos y Vivienda y que ha acumulado una larga experiencia a lo largo de las ocho sesiones que lleva realizadas.



Perspectivas de futuro


En varias ocasiones, a lo largo de este artículo, nos hemos referido a las dificultades por las que atraviesa el Foro. Pues bien, estas dificultades vienen caracterizadas, como no podía ser de otra manera, por las necesidades financieras del mismo, que, como en cualquier programa internacional, son elevadas.

Como ha podido verse, la base de esta iniciativa la componen organizaciones no gubernamentales, asociaciones sin ánimo de lucro y otras instituciones con escasa capacidad financiera y todo ello en un contexto geopolítico en el que la escasez de recursos es evidente incluso para los gobiernos.

En la reunión constitutiva de Río de Janeiro se estableció un sistema de financiación tripartito, por el cual, las actividades serían cubiertas desde el punto de vista económico por el Gobierno español, la Oficina Regional de Hábitat el Latinoamérica y el Caribe y los nodos subregionales, tendente a la autofinanciación en el medio plazo.

Para alcanzar esta autofinanciación, se hace necesario e imprescindible contar con un "capital semilla" que de forma sostenida impulse al Foro en sus primeros años de consolidación en la región.

Las expectativas se abrieron con la aportación de 500.000 $USA por parte de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) para el inicio de actividades en 1997. Sin embargo, dificultades posteriores de la Agencia han paralizado la liberación de fondos de cooperación debiendo ser asumida la financiación a nivel de mantenimiento por el Ministerio de Fomento.

El esfuerzo realizado por este Departamento, a través de la Subsecretaría y de la Dirección General de la Vivienda, la Arquitectura y el Urbanismo ha sido realmente importante y ha permitido que el Foro mantenga su actividad con escasos recursos a lo largo de estos dos años desde su fundación. Así mismo, es de destacar el apoyo fundamental que se ha dado a la iniciativa desde el Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, y más concretamente, desde el programa BLP.

Por otra parte, hay que reconocer públicamente, la extraordinaria disposición de los nodos y de las organizaciones colaboradoras, que son quienes sin duda han sufrido de forma más notoria la escasez de recursos, viéndose obligados a suplir esta falta de medios con un encomiable entusiasmo y una gran capacidad de trabajo.

Sin embargo, la incertidumbre financiera persiste creando una falta de expectativas de futuro que puede afectar gravemente a las actividades del Foro.

Ante esta perspectiva se cuenta con algunas herramientas que aportan un cierto optimismo para el futuro de esta iniciativa.

Por un lado, se ha firmado a primeros de este año un Convenio de colaboración entre el Ministerio de Fomento y la AECI para la realización de actividades de interés común en América Latina, entre las que se encuentra el Foro. Es de esperar que en las reuniones que se están manteniendo se llegue a un acuerdo de colaboración financiera entre ambas instituciones al fin de asegurar una afluencia de fondos sostenida que permitan configurar ese "capital semilla" del que hablábamos antes.

Por otra parte, se cuenta con el apoyo de este Departamento a las actividades del Foro que posiblemente se verá reforzado con su presencia en la MINURVI comentada anteriormente.

Estamos por tanto, ante una encrucijada importante que esperemos se resuelva favorablemente de forma que permita continuar con una iniciativa que ha despertado una enorme expectativa en la región y que puede contribuir, sin duda alguna, a la aplicación de los objetivos proclamados en la Conferencia Hábitat II en una región donde los problemas de las ciudades y de los asentamientos humanos en general se hacen más patentes, pero donde también pueden encontrase las soluciones más imaginativas.



Referencias


Naciones Unidas (1997) "Declaración de Estambul sobre los Asentamientos Humanos y Programa de Hábitat". (Editado por el Ministerio de Fomento. Madrid, 1997) .

UNCHS Habitat (1996) "An Urbanizing World: Global Report on Human Settlements 1996". (Editado por Oxford University Press) .

Naciones Unidas (1995) (División de Población: "World Urbanization Prospects. The 1994 Revision") (Nueva York, 1995) .

Fecha de referencia: 31-7-1999


1: Para más información puede consultarse la dirección de Internet: http://unhabitat.org/guo
2: Puede consultarse un resumen en inglés de estas prácticas en la dirección de Internet: http://www.bestpractices.org. En breve plazo podrá disponerse de la versión completa en castellano de todas las prácticas calificadas como BEST en este servidor.

Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/ajnic.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio