Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/ajmae.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Cómo estamos considerando el medio ambiente en las actuaciones urbanas: Aprendiendo de nuestras propias experiencias


Josefina Maestu Unturbe
Directora ECOTEC Research and Consulting Ltd. Consultoría de Investigación en Economía y Medio Ambiente.

Madrid (España), abril de 1998



1. Introducción


La Conferencia de Habitat II destacó la importancia de los problemas asociados a los procesos de urbanización y de desarrollo urbano, pero también, de acuerdo con los organizadores, de las soluciones destinadas a resolver algunos de los problemas más importantes que existen en esas áreas urbanas, tanto de índole social, económica o ambiental. Soluciones que han de encontrarse no tanto en la literatura de tipo teórico como en la práctica real de nuestras ciudades.

Disponemos ya de un importante bagaje de experiencias que nos ha permitido abordar la solución, de manera total o parcial, de problemas en diferentes puntos del Planeta. El énfasis en lo que funciona, en lo que estamos haciendo bien, en las soluciones que existen y como han sido posibles dentro de su contexto, con toda la complejidad que esto requiere de entendimiento y análisis, significa un alejamiento conceptual de planteamientos maximalistas y nos devuelve al mundo de lo concreto, de los casos de estudio y de un entendimiento de los detalles en cada una de nuestras experiencias. A fin de cuentas, de lo que se trata es de captar la complejidad de nuestra experiencia sin perder los objetivos.

En este artículo se analiza el conjunto de prácticas presentadas a la Convocatoria con referencia a los aspectos medioambientales, incluyendo tanto las que fueron seleccionadas para su presentación al Concurso Internacional, como aquellas, que a pesar de no haberlo sido por no cumplir algunos de los requisitos, tienen interés en el contexto español (Barakaldo, Elche, Casteldefells, Cerdanyola del Valles, etc.).

Así mismo se incluye una reflexión sobre las prácticas españolas en relación con las de otros países, a partir de la experiencia de haber formado parte del Comité Técnico Asesor en el proceso de selección a nivel internacional.



2. Algunas reflexiones sobre el carácter del Programa de Buenas Prácticas de Naciones Unidas


Hay en este programa tres aspectos importantes a considerar:


La reflexión sobre las lecciones que podemos empezar a extraer de los ejemplos de "buenas prácticas" ha permitido un mayor desarrollo de los criterios de selección de las mismas, en la primera y segunda convocatorias. No es sorprendente, dado el tipo de programa, que muchos de estos criterios estén ligados a los aspectos de proceso anteriormente mencionados. Criterios como el grado de participación de diferentes colectivos y organizaciones o el saber si esta asegurada la permanencia del proyecto después de que este haya recibido el primer impulso, su capacidad de ser replicado y la eficiencia en el uso de los recursos, se consideran fundamentales. Las "buenas prácticas" también tienen como elemento clave los aspectos de transparencia, de justificación de las actuaciones a los ciudadanos... que tan a menudo se olvidan en la práctica concreta, pero que están profundamente relacionados con los aspectos de participación.

Sin embargo esta reflexión permite establecer ya algunas determinaciones a la hora de definir lo que es una mejor práctica y pone en primer término la necesidad de considerar a cada proyecto y su impacto en tanto que permite mejorar las condiciones de vida en su contexto específico. Difícilmente pueden ser comparables las prácticas que tienen lugar en África con un contexto de desarrollo, problemática urbana y ambiental, totalmente diferente al que pueda estarse dando en Europa o en América. Las prácticas han de tener aspectos innovadores pero entendidos de una manera amplia. Más allá de pensar la innovación como relacionada con nuevas tecnologías se elabora una definición que incluye procedimientos , procesos, sistemas, y que conlleve cambios en las prácticas y en los procesos. Esto sin olvidar el énfasis específico que Naciones Unidas quiere dar a los temas de respeto a la diversidad social y cultural, a la inclusión social y a la equidad, especialmente respecto de las mujeres.



3. La importancia del programa de "buenas prácticas" en el contexto español


El programa de "buenas prácticas" en España tiene, además, una importancia especifica en nuestro contexto. En mi opinión, en primer lugar, ha forzado a la Administración Central o a "escuchar" lo que esta pasando en la práctica profesional a través de una convocatoria abierta y mas allá de los foros profesionales de conferencias o seminarios, etc., que es donde se producen los encuentros y reflexiones de experiencias. En segundo lugar, nos esta permitiendo empezar a contar con un catálogo importante de esas experiencias que, respondiendo a unos criterios específicos, pueden ser consultadas e incluidas en los sistemas de información general. Por último, nos obliga a mirar hacia atrás cuando esto es una práctica rara de los profesionales del urbanismo, tan a menudo orientados hacia el planeamiento (esto es mirar hacia el futuro) y donde la reflexión sobre las experiencias existentes se da de una manera informal o incluso como de carácter personal.

Es, importante, por consiguiente, empezar a sistematizar las experiencias que nos han ido llegando. La convocatoria, en España, las ha recogido en seis campos: vivienda, desarrollo urbano y territorial integrado, lucha contra la exclusión social, transporte y accesibilidad en relación con el transporte sostenible, ciudad y entorno natural y ciclos de consumo y producción de los recursos naturales. Este artículo esta dedicado a la reflexión sobre las mejores prácticas presentadas por diferentes organismos públicos y privados sobre los aspectos relacionados con el medio ambiente. Esto es sobre los tres últimos temas de la convocatoria ya mencionados.

Esta convocatoria representa un reto para nuestros gestores urbanos que ha obligado a la presentación y reflexión sobre su experiencia y proyectos de una manera distinta a la que estamos acostumbrados, especialmente en los aspectos relacionados con la participación, con la permanencia de las prácticas después de la primera inversión inicial, con la transparencia y con la justificación de los resultados, mientras que los aspectos de innovación y, sobre todo, los de impacto son los que se ajustan más a lo que parece que nuestro entorno cultural demanda.



4. La importancia relativa que le estamos dando a los proyectos de carácter ambiental en España


El primer aspecto a destacar en el análisis de los proyectos presentados es la creciente importancia que las consideraciones ambientales están teniendo en el campo de la actuación urbana. Así, de las 107 prácticas españolas presentadas, en un 40% la problemática tratada estaba relacionada con el medio ambiente, tanto directamente como integrada en proyectos con objetivos no explícitamente ambientales.

Por otro lado la tipología de prácticas presentadas es algo diferente de la sugerida por la convocatoria. Parece que existe un movimiento que está tomando fuerza en la preparación de estrategias de medio ambiente para ciudades de tamaño mediano, en aplicación de los principios de la Agenda 21 Local. Ciudades como Calvià, Segovia o Málaga tienen su propia estrategia ambiental mientras que otras la plantean no ya como el elemento estructurante principal sino como un aspecto integrado en los planes de recuperación de los cascos históricos.



5. La temática de las prácticas ambientales presentadas


Las indicaciones de la convocatoria
Las indicaciones de la convocatoria sobre los aspectos a considerar dentro de cada área temática, incluían para la ciudad y el entorno natural los siguientes:

Para los temas relacionados con los ciclos de producción y consumo de los recursos naturales se incluían como subtemas:

En los temas relacionados con el transporte y la accesibilidad se incluyen como subtemas:
La temática de los proyectos presentados en España
Las prácticas presentadas en la convocatoria podrían quedar clasificadas en los siguientes epígrafes:

  1. Proyectos de "ciudad ambiental" ligados a la Aplicación de la Agenda 21 Local.
  2. Proyectos de mejora en la utilización de la energía, el agua y de gestión de residuos.
  3. Recuperación de los espacios fluviales y marítimos de la ciudad.
  4. Proyectos ligados a la recuperación de espacios naturales urbanos y periurbanos.
  5. La utilización del instrumento "información" para promover prácticas mas respetuosas con el medio ambiente.

Los diferentes paradigmas de la relación del hombre con la naturaleza
Los diferentes paradigmas de la relación del Hombre con la Naturaleza han sido clasificados por [Colby , 1989] y recogidos por [Petter Naess , 1992] de una manera especialmente clarificadora. En su articulo sobre la evolución de los paradigmas del desarrollo y gestión ambiental clasifica las actitudes de desarrollo urbano en cinco, cuatro de los cuales son relevantes para este análisis: los de la "Frontera Económica", los de la "Protección Ambiental", la "Perspectiva de Gestión de los Recursos" y la "Perspectiva del Eco-desarrollo".

En el primer planteamiento, los recursos naturales y nuestro entorno natural solo tienen un valor instrumental. Se plantea la explotación de los recursos y la conquista de nuestro medio al servicio del desarrollo económico.
    
La perspectiva de la protección ambiental, sin embargo, considera que el uso indiscriminado de los recursos produce una serie de impactos ambientales, contaminación, ruido, trafico, falta de parques y jardines, perdida de áreas dedicadas al disfrute humano y pérdida de calidad urbana que tienen un impacto negativo sobre la salud y el bienestar humano.

Desde esta perspectiva hay que contrarrestar los daños ambientales si representan una amenaza para la salud y el bienestar del hombre, lo que supone un esfuerzo de regeneración y rehabilitación de áreas contaminadas próximas a las ciudades, creación de parques naturales y conservación de áreas sensibles o de especies en extinción, creación de plantas de tratamiento y depuración, aunque tienden a ser soluciones de tipo local que no tratan el problema de la prevención sino de facilitar el desarrollo urbano sin que esto represente un peligro para la salud ni una merma del bienestar..

La perspectiva de la gestión de los recursos reconoce la existencia de una crisis de los recursos naturales y una crisis de contaminación y que, ambas, son factores limitadores de la actividad humana. El crecimiento económico debe concebirse en el marco del desarrollo sostenible en línea con el informe de la [Comisión Brundtland , 1987]. Desde esta perspectiva se analiza el consumo total de recursos naturales, los balances de energía y de materias primas y residuos en la ciudad y sus efectos a largo plazo sobre el medio ambiente. Se plantea el uso mas eficiente de los recursos, y las medidas de prevención de la contaminación más que de recuperación de espacios degradados. Se enfatiza la mejora de la eficiencia energética y de producción y consumo de recursos, el transporte alternativo, cinturones verdes para proteger los bordes de la ciudad, etc... y todo ello con la ayuda de tecnologías que pueden ser relativamente sofisticadas.

Desde la perspectiva del ecodesarrollo se plantea no el aumento del consumo y el desarrollo sino la necesidad de mejorar la calidad de vida, perspectiva desde la naturaleza y los ecosistemas tienen su propio valor con independencia del que puedan tener para el hombre, centrándose en la conservación de los ecosistemas y no de las especies. Así se potencia un desarrollo urbano prudente, una simbiosis mas avanzada entre el hombre y su medio, ya que el crecimiento y el desarrollo no deben lograrse a expensas de la naturaleza. Los planteamientos de vida alternativos en aldeas ecológicas formarían parte del tipo de propuestas desde esta perspectiva.


Las prácticas presentadas en España a la luz de las diferentes perspectivas de la relación del hombre con la naturaleza
Las prácticas que integran componentes ambientales presentadas en España, que se describen más adelante, van desde experiencias que son referencia obligada en el contexto español como pueden ser las de Aranjuez o Calvià, que integran un entendimiento de la necesidad de analizar el impacto del modelo presente de urbanización y la capacidad que nuestro medio tiene para absorberlo a la hora de proponer políticas de actuación publica. Este es también el caso de la estrategia ambiental de Segovia. Otras, que también tienen un carácter ambicioso como la de Gijón, intentan modificar la relación de la ciudad con su entorno como una oportunidad para el desarrollo sostenible. Las prácticas cuyo objetivo es la modificación de las estructuras de producción y consumo de los recursos (agua, energía, residuos, transporte, agricultura, biológico) también son importantes en tanto que requieren una implicación real de los consumidores y productores en la modificación de los modos actuales con un esfuerzo añadido de tiempo y dedicación que son base sólida para un futuro de mayor respeto en la relación del hombre con su medio, aunque esto tenga unas implicaciones de mayor esfuerzo personal e incluso coste.

Estas experiencias muestran cómo estamos pasando de las soluciones de final de tubería o de un entendimiento parcial de la gestión del medio ambiente tales como la gestión de unos espacios naturales aislados, en línea con la "Perspectiva de Protección Ambiental", en la que la protección del medio ambiente es la protección de los espacios naturales que nos quedan, a uno de mejor integración de todas la actividades del hombre con la naturaleza, donde las actuaciones están ligadas a cerrar los ciclos de producción y consumo y a unos modos de actuación que tengan en cuenta la capacidad de absorción de actividades de nuestro medio.

Otras experiencias, aunque más limitadas y dirigidas a una conservación o recuperación mas tradicional del entorno natural incluyen objetivos de tipo social que, mediante Escuelas-Taller o participación de voluntarios, recuperan espacios del borde de la ciudad para un esparcimiento respetuoso con el medio ambiente de la población que habita en las áreas urbanas mas degradadas y con menos posibilidades de disfrute de un medio natural de mayor calidad. Indudablemente, el componente de educación y sensibilización ambiental de estos proyectos es uno de sus mejores aspectos desde el punto de vista ambiental de la sostenibilidad a medio plazo.

Otras experiencias de recuperación de parques y de zonas de especial calidad del borde de la ciudad nos muestran de forma fehaciente el alto coste, tan repetido, que tiene la rehabilitación y la recuperación cuando se ha producido contaminación o un uso no respetuoso del medio ambiente. Integrar en una ciudad altamente construida y densa, zonas verdes que hagan nuestro entorno mas saludable y habitable tiene unos costes que son difíciles de asumir si no es con una inversión publica muy alta. Inversión que hoy parece que los municipios están dispuestos a asumir pero que en realidad debería ir mas ligada a la prevención y a la modificación de hábitos en la línea de alguno de los proyectos citados anteriormente.



Los proyectos de "ciudad ambiental" ligados a la aplicación de la Agenda 21 local


Hay una serie de prácticas de estrategias ambientales en ciudades de tamaño medio: como son las de Segovia, Calvià, Málaga y otras de Diputaciones Provinciales como la de Córdoba.

Estas experiencias nos muestran la preocupación de ir mas allá de intervenciones puntuales ligadas a servicios municipales de agua, residuos, o parques, hacia la construcción de estrategias algo más complejas que orienten a las actuaciones parciales. Se deja entrever en la mayoría de ellas un deseo de promoción exterior de sus problemas y actuaciones con vistas a conseguir mayor financiación, reconocimiento, etc.. no sólo de organismos nacionales sino, especialmente, internacionales.

Las estrategias de Segovia y Calvià son las mas complejas y completas de las propuestas. Ambas presentan unos análisis y entendimiento de la ciudad y de su capital natural, del tipo de relaciones del hombre con la naturaleza que deben ser conservadas y del tipo de actuaciones a realizar, considerando la capacidad de carga de las diferentes áreas antes de proponer acciones tanto de reducción de las actividades como de nuevas actividades que deben considerar la aptitud de cada zona especifica.

Este es un planteamiento conceptual que parece estar ausente en los casos de Málaga y del Plan Provincial de Córdoba, por lo menos de manera explícita. Sin embargo la práctica de Córdoba, por otro lado, no solo se basa en los instrumentos mas tradicionales de actuación con son la intervención directa en las infraestructuras sino también en el instrumento de información, coordinación, etc. dándole un papel mayor a los diferentes grupos en los programas propuestos. Se esta siguiendo algo mas el modelo de la Diputación de Barcelona que es una de las mejores experiencias con las que contamos en España por ahora. La experiencia de Málaga tienen un planteamiento más clásico, tanto por el tipo de intervenciones propuestas como por estar basadas fundamentalmente en la intervención pública directa para la solución de los problemas. Lo importante es que en Málaga ya se están viendo resultados mientras que en Córdoba y, hasta cierto punto en Segovia están todavía en una fase inicial de aplicación de las acciones programadas.

Calvià es un caso singular en el contexto español ya que, en la aplicación práctica de los principios de la perspectiva de gestión de los recursos e incluso del ecodesarrollo, se han dado actuaciones como la desclasificación de suelo urbano o la demolición de edificios en el frente marítimo que no es tarea fácil a considerar en el contexto de alta presión turística y rendimiento económico, a corto plazo, de las instalaciones hoteleras, etc.. en la isla de Mallorca.

A continuación se resumen los aspectos mas importantes de cada una de estas estrategias:

Agenda Local 21 para Calvià: desarrollo sostenible en un municipio turístico.
Calvià es uno de los casos paradigmáticos en el camino hacia la sostenibilidad en España, especialmente en los municipios turísticos afectados por una sobreconstrucción, que ha conllevado un deterioro de su medio urbano y del entorno natural que eran uno de sus atractivos, una situación que afecta a muchos municipios pero que, probablemente muy pocos se atreven a abordar como lo está abordando. Calvià se ha planteado que la supervivencia de su economía turística, a medio plazo, ha de pasar por un mayor respeto a sus especiales condiciones naturales e incluso, a su recuperación aunque sea a costa de un mayor coste económico a corto plazo. Las estrategias de Calvià de descalificación de 1.350 Hectáreas de suelo urbanizable y la demolición de edificios en su frente marítimo son, sin lugar a duda, actuaciones impactantes. Responden a un análisis cuidadoso de la capacidad de carga del municipio y de la necesidad de diversificar la oferta turística, únicamente basada en sol y playa, y que es altamente estacional e impone unas presiones muy altas en el municipio y su medio ambiente en unos pocos meses del verano. Es importante destacar que, siguiendo las indicaciones de la Agenda 21 Local y la Carta de Aalrborg, este diagnostico es compartido por las asociaciones y grupos de ciudadanos y empresarios del municipio, sin cuyo apoyo, difícilmente se podría optar por este modelo de futuro alternativo.
Otras actuaciones de la experiencia de Calvià incluyen la recogida selectiva y el reciclaje, el ahorro y la reutilización de agua, la expansión de las plantas de tratamiento de aguas residuales, etc.

Segovia. Plan Verde para una ciudad Patrimonio de la Humanidad.
El Plan verde de Segovia fue aprobado en 1991 e incluye conceptos como la importancia del capital natural de la ciudad (ecosistemas, biodiversidad, etc.), el paisaje antrópico (los valores históricos, artísticos y culturales y las formas de cultivo tradicionales), la promoción del uso educativo y recreativo del medio ambiente (ocio, educación ambiental, etc.). El plan propone un programa de acción para la protección, restauración e integración urbana con el medio circundante haciendo que los aspectos recreativos y educativos sean compatibles con el paisaje, y los aspectos ecológicos, ambientales y productivos.. Los bloques de actuación incluyen el saneamiento integral de los ríos para devolverles la vida, sensibilización e integración de los ciudadanos; gestión integrada de los bosques.

Plan Provinvial de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible 1997-2000 en Córdoba.
La estrategia diseñada por la Diputación de Córdoba integra mas de 27 programas, cuya andadura institucional se inicia en el campo del medio ambiente, con la creación de la empresa de gestión de aguas en 1985 y la de gestión de residuos provincial en 1991. Estos 27 programas de la estrategia elaborada en 1997 están incluidos en planes sectoriales de medio ambiente urbano, de planeamiento urbanístico, de coordinación interadministrativa, plan de acción local de salud, plan de seguridad ciudadana y 5 tipos de programas horizontales de participación, de I+D, de Formación y cualificación, de educación ambiental y comunicación y de cooperación y coordinación interinstitucional.

Programas para la mejora del Medio Ambiente Urbano en Málaga.
La estrategia de Málaga se elabora para enfrentarse a los problemas de deterioro ambiental y, especialmente, de su casco histórico que, como en muchas otras ciudades, ha sido abandonado paralelamente al crecimiento de la periferia, crecimiento que no ha ido acompañado de un desarrollo de sus infraestructuras y equipamientos. Las actuaciones en Málaga son bastante clásicas: de rehabilitación del centro histórico combinadas con otras de mejora de las infraestructuras de tratamiento de aguas y de residuos urbanos así como las de aumento de la superficie de parques y jardines. Este tipo de actuaciones están produciéndose en muchos municipios de España, pero los responsables de los programas de Málaga han sabido involucrar a más de 150 organizaciones y grupos de la ciudad en ellos y atraer financiación y el interés de los programas europeos.



Modificaciones en la formas de producción y consumo de los recursos


Las prácticas ligadas a la mejora en la producción y consumo de los recursos naturales son mas concretas y tratan desde experiencias dirigidas a la modificación de los modelos de producción en la agricultura, al ahorro de agua, como las de Zaragoza o Sevilla, a las de mejora en el uso de la energía y de transporte alternativo, a experiencias mas conocidas de recogida selectiva, de reciclaje y recuperación de residuos (Alcudia, Camargo y Sevilla) que son importantes aunque solo sea porque denotan como este tipo de prácticas se van generalizando, a pesar de las dificultades de viabilidad económica. Es especialmente elocuente el caso de Camargo, que después de haber implantado el programa de recogida selectiva y conseguido un gran compromiso por parte de la población, se encuentra con la dificultad de darle salida a los residuos por falta de plantas de reciclaje. A este respecto, el proyecto que destacaba es el de Aranjuez. Según el que la recuperación de la diversidad biológica tiene como objetivo modificar las tendencias de la agricultura, recuperando unas formas de producción agrícola en claro retroceso y la riqueza biológica de las vegas de la comarca, aprovechando las especiales circunstancias de proximidad a uno de los centros de consumo de frutas y hortalizas tan importante como es Madrid y el mayor interés de los consumidores por los productos ecológicos, para establecer un sistema de producción ?a favor de la naturaleza? y recuperar la diversidad biológica. La creciente especialización en el monocultivo de maíz, ligado al sistema de subvenciones europeas, ha producido una modificación de las estructuras tradicionales de producción en las vegas, ya que favorece la aparición de plagas y, por tanto, incita a la utilización de pesticidas para combatirlas a la vez que la pérdida de fertilidad conlleva la utilización creciente de fertilizantes químicos, todo lo cual produce una mayor contaminación de suelos y aguas. Este proyecto incorpora no solo elementos de implicación de los propios agricultores en el proceso de reconversión sino también de coordinación con las empresas de comercialización en la Comunidad de Madrid. Por otra parte, el proyecto se plantea cerrar ciclos de producción mediante una planta de compostaje de residuos agrícolas y de poda de arboles, para incorporarlos a la tierra de manera que ésta aproveche sus nutrientes. Así se mejorará el suelo agrícola cerrando el ciclo natural al incorporar, con el compost como abono, la materia orgánica necesaria para la producción agraria.

Las experiencias de uso eficiente de agua son especialmente importantes en un país donde la cultura de aprovechamiento racional del recurso parece olvidada o solo recordada en períodos de sequía e interpretada como un "fracaso" de la actuación pública que ha de asegurar el bienestar de los ciudadanos incluyendo la provisión de un agua aparentemente sin límites e independientemente de las condiciones meteorológicas. Los esfuerzos por promover una cultura ahorradora de agua en ciudades aparentemente sin problemas de abastecimiento como Zaragoza están dando resultados que, aunque limitados, son importantes.

Sevilla, Ciudad Verde.
La experiencia de Sevilla, de instalación de contadores individuales de agua, allí donde se facturaba a las comunidades de propietarios, ha tenido un resultado importante de ahorro de un 20%. Estamos por delante de nuestros vecinos del Norte respecto del nivel de utilización de contadores, etc. pero, actuaciones como estas, muestran como, en las zonas de mayor escasez, la implantación de medidas cada vez mas dirigidas a colectivos concretos puede dar resultados impresionantes. Medidas que, aparentemente, van contra la lógica de una empresa de aguas, cuyos costes medios se ven afectados si consiguen mantener o aumentar la facturación del producto que venden, no se cumplen en empresas como Emasesa. Esta empresa ha comprobado los altos costes unitarios de acudir a otras fuentes de agua en períodos de sequía con los costes añadidos de bombeo y purificación y, por tanto, la mayor viabilidad de utilizar el recurso procedente del ahorro, que es en nuestro país la reducción en la cantidad total del agua que venden.

Barnamil, 1.000 m2 de paneles solares de agua caliente para el año 2000 en Barcelona.
La experiencia de Barnamil en Barcelona, de promoción de la instalación de paneles solares, es una de esas experiencias que llaman la atención por el grado de compromiso de sus promotores, en un campo indudablemente difícil, de sustitución de fuentes de energía convencionales para producir agua caliente en los hogares, y otros edificios, mediante energía solar. Este proyecto plantea que el problema no es de existencia de tecnología o de su viabilidad sino de que el cuello de botella es la información. Esto es: que la información que existe no es la adecuada para que los ciudadanos la entiendan y tomen decisiones de manera que se pueda, por lo menos parcialmente, modificar el modelo energético actúa.. Han conseguido el apoyo del Ayuntamiento y de otras instituciones y están logrando integrarse en los programas ambientales en marcha, ya consolidados, como son los de la Diputación de Barcelona.

Planes de movilidad alternativa para trabajadores de la empresa Kanguros S.A. en Velilla de San Antonio.
Las experiencias de transporte alternativo de la empresa Kanguros de Madrid y de promoción de itinerarios cicloturísticos en Elche nos muestra de nuevo como los ciudadanos y los ayuntamientos están haciendo esfuerzos para llevar a la práctica la modificación de los hábitos de consumo para conseguir un modelo de vida mas acorde con los principios de sostenibilidad. El proyecto de la empresa Kanguros, de movilidad alternativa, potencia el uso compartido del coche y la utilización del transporte publico y está promovido por los sindicatos. El proyecto de Elche potencia el uso de la bicicleta en el termino municipal y su valorización como recurso turístico.

La importancia de estas prácticas de modificación de hábitos de producción y consumo va mas allá del impacto directo de las experiencias en si. Normalmente han de contar con la colaboración de amplios grupos de ciudadanos que, tanto como productores o consumidores, han de asumir nuevos hábitos que modifican la práctica de su vida cotidiana y, por lo tanto, sientan las bases de un mayor compromiso con la sostenibilidad de todos ellos, a través de su vida personal. Este es el caso de las experiencias de recogida selectiva, de transporte y energía alternativos, de consumo de agua, de cambio del modo de producción agrícola, que se han presentado en esta convocatoria de mejores prácticas y que representan un esfuerzo personal adicional ya que estos hábitos normalmente requieren de una mayor dedicación de tiempo, y esfuerzo que los más convencionales.



Los proyectos de recuperación de espacios fluviales o marítimos en la ciudad


Se ha dado un interés creciente en nuestro país por proyectos de recuperación de los espacios relacionados con los cursos fluviales, contra la utilización de los cursos fluviales en la ciudad como vertederos o como espacios marginales, de borde de la ciudad, o, incluso, de construcción de vivienda marginal. Estos problemas ni son fácilmente entendibles ni, ciertamente, justificables en el contexto de escasez e importancia del recurso hídrico para la vida en un país mayoritariamente seco como es España.

También este es el caso de los frentes marítimos de las ciudades que han sufrido un impacto ambiental negativo, como es el caso de Gijón, debido a la industrialización. Espacios que dejan de ser funcionales son abandonados con una herencia de deterioro ambiental indeleble en la ciudad. Este problema es común a otros muchos centros industriales que se desarrollaron con los criterios de funcionalidad y sin entrar mas allá en preocupaciones ambientales. .reas urbanas cuyo deterioro está, sin duda, íntimamente ligado con la problemática de tipo social y de empleo. Experiencias como las de Gijón son, por tanto, muy relevantes espacialmente y un ejemplo para otros antiguos centros industriales, ya que su éxito en la recuperación de espacios se interpreta como una oportunidad de modificar la relación del hombre con su entorno. La regeneración de las playas, la depuración de las aguas que las contaminaban, la creación de 800.000 m2 de parques urbanos y 2,9 millones de m2 de zonas verdes periurbanas y el Plan de Saneamiento Integral de Gijón para la mejora de las aguas litorales, políticas de reducción de la contaminación atmosférica y de recogida selectiva, forman parte de la estrategia ambiental de la ciudad.

El proyecto de Plan Urbano Galindo en Barakaldo (Vizcaya), se enfrenta a una situación similar, en la que, en el borde de la ciudad, había mas de 50 Has. ocupadas por la empresa Altos Hornos de Vizcaya y ha conseguido la recuperación de 2 km. de frente de río, junto al río Nervión y al Galindo, creando parques de ribera y otros espacios libres en una extensión de 100.000 m2. Estos proyectos y los asociados de regeneración económica y social han atraído una importante financiación de fondos europeos.

Actuación medioambiental en el río Segre "La Mitjana" en Lleida.
El proyecto de actuación ambiental en Segre - La Mitjana en Lleida, ha creado un parque urbano en la zona del río que cruza la ciudad, donde, antes, su cauce era una barrera ocupada por actividades marginales y vertidos incontrolados de aguas residuales y residuos sólidos, se han mejorado las infraestructuras de saneamiento y de depuración de aguas residuales consideradas imprescindibles para mejorar la calidad de las aguas y los ecosistemas asociados de los ríos. El proyecto plantea, además, la necesidad de, en un futuro, expropiar derechos concesionales para asegurar un mínimo caudal ecológico durante el verano. El parque se ha unido a un proyecto de educación y participación ambiental donde se recogen las sugerencias de diferentes colectivos para la rehabilitación y uso del río. La educación ambiental se considera consustancial al proyecto ya que, sin ello, las condiciones actuales del parque no perdurarían.

Otros proyectos de este tipo incluyen el de "Riu Major" en Cerdanyola del Vallés y el del tratamiento integral del barranco del Alamin. Son intervenciones en ríos afectados por vertederos ilegales, aguas residuales o que han sido desecados y cuya calidad de las aguas elimina la posibilidad de fauna acuática mientras que la población vive de espaldas a estos espacios, otrora con alta biodiversidad. Con actuaciones de restauración, de reposición de vegetación de ribera, construcción de colectores e instalaciones de depuración vuelve a aflorar la fauna acuática. Sin embargo, en todos los proyectos sus promotores parecen estar de acuerdo en que, paralelamente a las inversiones, son necesarios programas de educación y participación ciudadana para contribuir a desarrollar en los usuarios de estos espacios comportamientos respetuosos considerando la importancia de los ríos como corredores o espacios naturales que garantizan la interrelación de diferentes comunidades ambientales.



Proyectos ligados a la recuperación en espacios naturales urbanos y periurbanos


Los proyectos de recuperación de espacios naturales urbanos y periurbanos, presentados a esta convocatoria de mejores prácticas, son interesantes y poco habituales en la literatura medio ambiental.

En este tipo de prácticas tenemos intervenciones de recuperación de espacios o de creación de parques y jardines en Sevilla y Madrid. En el caso de Sevilla se integra a los vecinos en la plantación y mantenimiento de las zonas verdes y se utilizan, en ambos casos, especies autóctonas con bajo consumo de agua y escaso mantenimiento. También se han presentado intervenciones de recuperación del espacio natural circundante a la ciudades como parte de programas sociales ligados a escuelas taller como los de Castelldefells, de Santa Coloma de Gramanet o de Cádiz. En su mayoría, son proyectos orientados a recuperar zonas de bosque o espacios naturales deteriorados por basuras, y vertidos incontrolados donde se ha producido una perdida de biodiversidad, contaminación de suelos y de agua, etc... Mediante la participación activa se promueve el respeto al entorno por parte de los habitantes en las áreas de influencia y el sentimiento de corresponabilidad en la protección del medio ambiente.

La utilización del instrumento "información" para promover prácticas mas respetuosas con el medio ambiente.

Hay varias prácticas que están específicamente dirigidas a la utilización de la información para conseguir un modo de vida mas respetuoso con el medio ambiente. En este grupo se incluirían prácticas tan diversas como el distintivo ecoturístico de Alcudia en Baleares, la Oficina de información "Valencia al día" o los indicadores para la sostenibilidad de Barcelona.

Distintivo Ecoturístico en Alcùdia.
El distintivo ecoturístico consiste en el desarrollo de un sistema de identificación de aquellos empresarios que están llevando a cabo en sus instalaciones mejoras que permitan un uso mas eficiente de los recursos o un mayor respeto al medio que les rodea. La idea es concienciar a los empresarios sobre las ventajas económicas de un comportamiento mas ambiental que puede atraer un mayor numero de visitantes.

En la Oficina "Valencia al Día" se informa y se atienden las denuncias y conductas anómalas en la conservación del medio ambiente urbano. Se puede solicitar información las 24 horas de día y se ofrecen, en tiempo real, todos los datos ambientales de la ciudad (niveles de contaminación atmosférica, niveles sonoros, costes de servicios, etc.). Además, se facilita la intercomunicación de los diferentes organismos con responsabilidad en estos temas.

Indicadores de sostenibilidad. Fòrum Cívic para una Barcelona sostenible.

La propuesta de indicadores del "Fòrum Cívic" de Barcelona que tiene la característica diferencial de ser una propuesta de un grupo de asociaciones de ciudadanos y no de la Administración, es interesante ya que está generando un consenso a partir de la propuesta inicial de conseguir un sistema de indicadores que refleje la dinámica de la ciudad hacia la sostenibilidad en los aspectos ambientales, económicos y sociales.



6. Prácticas presentadas y los criterios de la convocatoria


En el análisis de las prácticas concretas presentadas en relación con los criterios de la convocatoria se pueden destacar los siguientes aspectos:

La convocatoria de Habitat pretende recoger experiencias sobre soluciones que ya se están aplicando con éxito para conseguir resolver algunos de los problemas urbanos más importantes. La mayoría de los proyectos presentados son proyectos que muestran un alto grado de impacto en su contexto y que ya pueden ofrecer resultados. De hecho, algunos de los mas valorados en la convocatoria de Hábitat han sido aquellos que han sido capaces de incorporar indicadores de seguimiento tanto cuantitativos como cualitativos que les permitan hacer una evaluación del progreso e impacto de las prácticas. Solo una pequeña parte están en fase de planificación y se pueden considerar como buenas ideas aun con pocos resultados prácticos que mostrar.

La participación de diversos agentes en los procesos de planificación y ejecución de las prácticas se considera fundamental de acuerdo con los criterios de Hábitat. Este es un aspecto altamente ligado a la transparencia, al mantenimiento futuro del proyecto y a conseguir dar mayor sentido de corresponsabilidad y propiedad del proyecto a quienes mas les va a afectar o beneficiar. Es de destacar que una parte importante de los proyectos han asumido la participación ciudadana como elemento integrante de ellos, aunque esto signifique una gestión mas complicada. Podemos ver como los convenios, la creación de organismos específicos para la gestión de los proyectos, la creación de estructuras de gestión participadas son cada vez más parte de las experiencias de mayor éxito. De hecho, algunos de ellos tienen la participación como base del proyecto y, sin ella, no se pueden entender. Hay, sin embargo, todavía un importante numero de prácticas, en España, cuya responsabilidad es casi total de los poderes públicos únicamente y que cuentan con escasa participación de los ciudadanos, asociaciones o grupos. Estos proyectos están basados, fundamentalmente, en la inversión pública con el objetivo de mejorar el funcionamiento y gestión de la ciudad en beneficio de sus ciudadanos pero en los que, aparentemente, los ciudadanos tienen poco que decir. La asociación esta justificada en base a las contribuciones financieras de diversos organismos internacionales.

El carácter innovador y las posibilidades de demostración de los proyectos depende del contexto en el que estos se planteen. Es difícil valorar como innovador un proyecto de recogida selectiva de residuos o de parques y huertos de ocio o de recuperación de espacios fluviales de la ciudad y de espacios naturales periurbanos. Sin embargo, pueden ser importantes, como se ha mencionado anteriormente, en otros aspectos, tanto por la importancia de su generalización creciente en la Península como por introducir otros elementos de participación y sensibilización.

La asociación, la trasparencia, la participación y control real de los beneficiarios de los proyectos, a pesar de ser importante y de estar presente en muchos proyectos, no se presenta adecuadamente. Puede que, en los proyectos mas complejos, no se sepa darle carta de naturaleza y que la mayoría considere los aspectos de proceso como menos relevantes que los aspectos sustantivos o de impacto.

El impacto de las prácticas presentadas es muy diferente. Va desde las grandes estrategias ambientales de ciudad hasta proyectos más concretos con objetivos mas limitados de recuperación de zonas concretas, etc. Estos proyectos, que responden a diferentes perspectivas sobre la relación del hombre y el medio tienen, por tanto, un impacto diferente de acuerdo con análisis anteriores y además, su coste económico varia de manera ostensible. La eficiencia en la utilización de los recursos económicos es importante, aunque el nivel de consecución de objetivos es posible con un proyecto de un coste limitado como son los de concienciación, de recuperación ambiental mediante escuelas taller, de recogida selectiva y, en general, de modificación de hábitos y de prevención etc. frente a proyectos de recuperación de áreas contaminadas o degradadas con un fuerte impacto ambiental donde el coste es tremendamente superior en términos de la consecución de los mismos objetivos ambientales.




7. Comparación de las prácticas presentadas con las de los otros países


Algunos de los aspectos a destacar en la comparación incluyen:


Fecha de referencia: 31-7-1999

Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/ajmae.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio