Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/abec.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Internet y Buenas Prácticas: algunas sugerencias


Ricardo García Moreno, Gloria Gómez Muñoz, Nerea Morán Alonso.
Miembros de la Biblioteca CF+S

Madrid, julio de 1999

El crecimiento que ha experimentado el uso de Internet en pocos años no es más que otro indicador de que el mundo occidental se mueve hacia la sociedad de la "desinformación". Esto se nos presenta aún más claro cuando podemos perder unas horas en navegar por la red y descubrimos que el tiempo discurre rápidamente mientras "ojeamos" páginas y páginas sin apenas obtener a cambio información relevante.

No podemos ignorar que Internet es un invento de y para el primer mundo, y que la mayor parte de la Humanidad está excluida de su uso y disfrute. Como la mayoría de los ingenios del ser humano, Internet no debería ser más que un instrumento para mejorar nuestras condiciones de vida, y al que todavía no hemos sacado todo el rendimiento que tiene como medio de comunicación.

Aunque estamos completamente a favor de la libre y gratuita difusión de la información, es hora de que nos planteemos la calidad de las páginas que leemos o publicamos en la red y qué objetivos pretenden. Porque, sin esta reflexión, el uso de Internet se convierte en más de lo mismo, un mecanismo de "atontamiento global", que nos aleja más todavía de lo que pasa en el mundo.

No olvidemos que la información que llega a través de la pantalla de un ordenador no puede sustituir nunca al conocimiento directo y físico que se puede tener de la realidad. Esto, que parece una obviedad, no lo es tanto cuando escuchamos los datos que revelan el continuo aumento del uso de la red, y la decreciente participación de los ciudadanos en las asociaciones u organizaciones civiles (que aún no siendo consecuencia una cosa de la otra, son síntomas del estado de la cuestión social).

Existen iniciativas en Internet que pretenden ofrecerse como punto de encuentro de personas que trabajan por lo mismo pero a miles de kilómetros. Este es el caso de nuestro servidor, que comenzó como una base de datos que pretendía recoger la versión castellana de las Buenas Prácticas del Primer Concurso de las Naciones Unidas en 1996, ha ido creciendo para ofrecer un espacio para todos aquellos que trabajan para mejorar las condiciones de vida de los asentamientos humanos. Nuestra intención es difundir no sólo ejemplos prácticos sino también documentos y reflexiones teóricas sobre la sostenibilidad y las ciudades [1].

El creciente número de consultas (actualmente unas 45.000 al mes) y de cartas enviadas desde la inauguración de la Biblioteca nos revela que hay interés por el tema, que podemos hablar de una "red informal" de personas que trabajan hacia la ciudad sostenible dispuestas a participar en la difusión de la información. Son estas personas, que trabajan para mejorar las condiciones de nuestras ciudades las que tienen que proporcionar los contenidos y las reflexiones para Internet [2].

Aunque la difusión de las propias actividades es la mayoría de las veces un esfuerzo añadido al trabajo diario, creemos que es imprescindible, no por el aspecto propagandístico que pueda tener, sino como aprendizaje para otros que andan en las mismas batallas.

La iniciativa de Naciones Unidas de convocar un concurso internacional para recoger las buenas prácticas urbanas es un buen comienzo para construir una red de intercambio de experiencias.
Sin embargo no podemos dejar de ser críticos con la documentación generada por el propio concurso. Creemos que la idoneidad de Internet como medio de difusión de las buenas prácticas está justificada porque la información es accesible para gran cantidad de gente y además es posible ponerse en contacto vía correo electrónico con personas directamente relacionadas con la experiencia, pero la utilización de este medio tan "poco físico" puede hacernos olvidar que la documentación se refiere a actuaciones reales.

Somos conscientes de que no basta conformase con tener la información sino que conviene constatarla y contrastarla (es ésta una inquietud que a menudo nos hemos planteado, pero los medios con que contamos son insuficientes). Los ejemplos son visitables, y las personas involucradas están normalmente dispuestas a explicar su experiencia. Siempre se percibirán más cosas en una visita o en una charla que en la lectura de un documento que se ha realizado para ser enviado a un concurso.

Después de haber estado trabajado en la base de datos Biblioteca Ciudades para un Futuro más Sostenible durante algún tiempo, nos hemos animado a poner por escrito algunas de la reflexiones que hemos ido comentando y discutiendo entre nosotros, con la intención de mejorar el proceso de selección y documentación de las buenas prácticas.

Nos referiremos sobre todo al caso de España que es el que conocemos directamente, pero seguro que algunas de estas reflexiones podrían trasladarse a otros países.

En lo que se refiere a la documentación presentada por los concursantes adolece, en gran cantidad de casos, de concrección en los datos. Se cuenta lo bueno ayudándose de conceptos demasiado generales, sin profundizar excesivamente, y no se hace un esfuerzo objetivo en relatar los puntos negativos que puedan "empañar" la imagen de éxito de la actuación. Esto puede ser consecuencia del formato de la ficha oficial de las Naciones Unidas.

Es muy frecuente que al leer el contenido de una experiencia, y después tener acceso real a la misma parezca que se está visitando un lugar distinto al que se ha documentado. Muchas veces se omiten datos técnicos sencillos que ilustrarían las actuaciones de forma más eficaz que el habitual recurso de aludir al presupuesto.

Siendo otro de los aspectos más interesantes de esta iniciativa la utilización de las prácticas como ejemplos que sirvan de inspiración, debería hacerse un esfuerzo en facilitar que la recogida de la información permita reflejar toda la riqueza y potencial que tienen las prácticas, lo que incluye el proceso en su conjunto, con sus aspectos tanto positivos como negativos.

Sabemos que es difícil ser totalmente "transparente" cuando uno quiere ganar un concurso, pero es importante cuando el objetivo último es la puesta en común de la experiencias.

Por otro lado, el Centro de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (UNCHS), organizador del concurso, mejoraría la recogida de la información si se reflexionara sobre las siguientes cuestiones:

Debería exigirse una autoevaluación seria que incluya un análisis por parte de los implicados en las experiencias, en el que se explique qué obstáculos han encontrado, qué no ha funcionado, imprevistos y soluciones, replanteos o cambios de rumbo sobre la marcha.

Duplicar cada dos años el número de prácticas documentadas y recogidas en la base de datos no es de mucha utilidad cuando la información no se ha actualizado. Sí lo sería para quien se acerca a consultarlas por simple curiosidad, o buscando ideas que le inspiren inicialmente, pero al intentar profundizar en el trabajo realizado y su evolución esto no bastaría.
Debería pues, fomentarse el seguimiento a posteriori de las mismas, con mecanismos que permitan completar la información y poder ofrecer conclusiones concretas de los efectos que las acciones han tenido en el tiempo. Esta evaluación podría surgir de la colaboración de los implicados en la práctica con organismos institucionales, sistemas de información, expertos independientes...

La participación de la población es uno de los criterios fundamentales para la selección. Contar con la gente no es hacer campañas de sensibilización o realizar una encuesta, es dar lugar a que el poder se ejerza desde la base. Cuando las fuerzas políticas y lo institucional han perdido la confianza de estar cumpliendo su función de representar a todos, la democracia se manifiesta en la responsabilidad en la toma de decisiones repartida a pie de calle. Por esto es fundamental la importancia de la participación ciudadana, los supuestos beneficiarios de las prácticas, y de los que a fin de cuentas depende si funcionarán o no. Sería exigible en cada iniciativa la participación en la toma de decisiones de al menos una organización social.

Muchas de las organizaciones sociales desconocen que su trabajo diario es una buena práctica según las Naciones Unidas, y otras que conocen el concurso, prefieren no participar por falta de tiempo, o porque temen que algunos de sus principios no cuadren con que el carácter institucional de la organización nominadora. Quizá debería hacerse un esfuerzo de difundir el propio concurso tanto por parte del Comité Nacional como por las coordinadoras de asociaciones (de vecinos, de mujeres, de ongs...) para que animen a los autores a contar su experiencia y no quede ninguna buena práctica "escondida".

Por otro lado, la difusión de las buenas prácticas no sólo es interesante para las personas que trabajan en los temas relacionados con la ciudad, sino que en el ámbito local pueden cumplir una función de sensibilización de la población, que comprueba que este tipo de proyectos son viables y les anima a participar en la construcción social.

Fecha de referencia: 31-7-1999


1: De hecho, uno de los documentos más consultados durante estos años ha sido un artículo de Alfonso del Val sobre Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos.
2: Existen en la red, tanto en inglés como en castellano, varios servidores sobre buenas prácticas urbanas, que recogen experiencias realizadas en todo el mundo para mejorar la calidad de vida en los asentamientos humanos.

Boletín CF+S > 10 -- Especial: SEGUNDO CATÁLOGO ESPAÑOL DE BUENAS PRÁCTICAS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n10/abec.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio